La música en familia toma las mañanas de la capital

La música en familia toma las mañanas de la capital

El pasado 28 de diciembre entró en vigor la ley con la que los menores pueden entrar en las salas de conciertos en Madrid y con ello disfrutar de la música en vivo. De este modo, se ponía fin a una ley que limitaba entrar y actuar a los menores en salas en las que se vendiera alcohol, aunque fueran acompañados, y que ponía control a un público emergente en un período en el que se forman sus gustos y preferencias musicales. Además, surgieron movimientos para acabar con esta ley, como el de “Queremos entrar”, iniciado por adolescentes en el Festival FESTeen, y que fue apoyado por promotores, músicos y periodistas, entre otros sectores.

Con el fin de esta restricción han surgido propuestas musicales que han tomado la mañana de la capital, con las que todos los públicos pueden disfrutar de la música, y que tienen a las familias como uno de sus máximos objetivos.

Estas iniciativas matinales se suman a las Matinales de Vermú organizadas por All Nighters Mad en Delia Records, o a los conciertos matinales de Rock en familia o Menudo Fest, que buscan ofrecer todo tipo de propuestas musicales para disfrutar en familia

Las matinales del Moby KIDS Club

La sala Moby Dick apuesta por el público infantil para sus matinales con conciertos para disfrutar en familia. Las matinales comenzaron el pasado 24 de enero con la actuación de The Rubinoos y continuarán con dos propuestas con los máximos exponentes del rock para público familiar, Billy Boom Band, que actuará el 28 de febrero, y Petit Pop, que presentará su nuevo disco “Vámonos en Bici” el próximo 13 de marzo y que debido a la buena acogida ha tenido que programar una nueva sesión por la tarde.

Las matinales de El País

Esta nueva propuesta del El País aboga por un nuevo horario, poco habitual en los conciertos, y va dirigida a todos los públicos. Estos conciertos se llevarán a cabo por distintos teatros de Madrid los fines de semana por la mañana y también podremos disfrutar de propuestas dirigidas a los más pequeños de la casa, como el concierto del próximo 13 de febrero de Furious Monkey House, un grupo formado por preadolescentes entre 11 y 13 años que han grabado en el mismo estudio que los Beatles. Posteriormente, el 28 de febrero le llega el turno a Abbey Road, la banda tributo del cuarteto de Liverpool más conocida, y que sorprenderá a los peques con su espectáculo “Beatles for Kids”.

Iniciativas que surgen para llenar el vacío musical que en los últimos años se había dado en la capital y que servirán para crear nuevos espacios y nuevos públicos. Porque, en definitiva, apostar por el público familiar es apostar por el público de hoy y mañana.