Jugar a crear juguetes

Jugar a crear juguetes

Durante estos días los niños reciben una cantidad enorme de juguetes, algunos de los cuales quedan relegados al olvido. ¿Y si en vez de regalarles los juguetes, les ofreciéramos la posibilidad de imaginarlos, desarrollarlos y crearlos, de aprender el proceso sin quedarnos solamente en el resultado?

La simplificación del software, el desarrollo de la impresión 3D y el fenómeno “maker” está permitiendo el desarrollo de talleres de róbotica e impresión 3D para los peques de la casa. Actividades donde se desarrolla la idea del DIY (Do it yourself o hazlo tú mismo) pero también la filósofía DIWO (Do It With Others o hacerlo con otros), promoviendo la colaboración y el trabajo creativo.

Os queremos presentar una serIe de talleres donde los peques pueden crear sus propios juguetes, pequeños robots o iniciarse en el mundo de los videojuegos.
 

Los hacedores y su fábrica de juguetes

Los hacedores es un taller y escuela dedicado a la divulgación y enseñanza de la fabricación digital a través de software y la impresión 3D. Ellos son los creadores de “La fábrica de juguetes”, un espacio donde los peques pueden dar rienda suelta a la imaginación y crear sus propios juguetes: coches, aviones, trenes, peonzas, muñecos articulados y casi cualquier cosa que los peques puedan imaginar.

El primer paso fundamental, como cualquier trabajo creativo, es un papel y un lápiz donde plasmarán la idea. Para llevarla a cabo, utilizarán un software llamado Tinkercad, que les permitirá combinar formas y volúmenes, y de este modo se familiarizan con la perspectiva y las tres dimensiones, siendo el paso previo al modelado que permitirá la impresión en 3D.

Sin embargo, las propuestas de los hacedores son cada vez más amplias, como “Fábrica de Monstruos”, un taller donde los peques crean sus propios monstruos a partir de sus dibujos o un taller de minecraft donde se podrán llevar a casa las creaciones desarrolladas en el juego.
 

Sábados flúor de Medialab Prado

Medialab Prado es un laboratorio ciudadano de experimentación y aprendizaje colectivo que hace hincapié en el mundo digital. Su apuesta por el público infantil y juvenil se traduce en la Estación Flúor, actividades que giran en torno a la cultura digital, el trabajo colaborativo y el aprendizaje mutuo.

Estas actividades, normalmente, se desarrollan los sábados por la mañana, en los denominados “Sábado Flúor”. Estos talleres versan sobre astronomía, videojuegos o fabricación digital.
 

Makerconvent en Centre Civic Convent Sant Agusti

Makerconvent es un espacio de aprendizaje, experimentación y exploración donde los peques pueden jugar, diseñar y crear juntos. A lo largo de todo el año, Maker Convent ofrece todo tipo de actividades, desde talleres de robótica, impresión 3D, taller de robótica con Lego WeDo y para los más peques de la casa MinicreaLab, un espacio permanente de actividades lúdico-educativas cuyo fin es la creación tecnológica para los minis de 6 a 11 años.
 
Arganbot

Arganbot ha creado la escuela de pequeños ingenieros, un espacio donde los peques de 7 a 13 años, sin apenas darse cuenta, aprenden física, álgebra, electrónica e informática y lo que es más importante todavía, aprenden a fomentar la creatividad, desarrollar la visión espacial y a trabajar en equipo. Un espacio donde construirán robots, programarán videojuegos e imprimirán en 3D.

Sin embargo, la oferta deArganbot es mucho más amplia, ya que ofrece talleres de robótica, y de Lego WeDo & Scratch, que permite crear robots u otros elementos con piezas de lego y con sensores simples y con un motor, que podrán programar a través de Scratch. Un modo simple, fácil y divertido de iniciarse en la robótica.
 

Time to play

Time to play, con sede en Barcelona, nace con el propósito de educar a los más pequeños ante el imparable avance de la tecnología. Sus talleres, que van dirigidos desde niños de tres años hasta adolescentes a partir de 14, ofrecen desde el primer contacto con la robótica, con Bee-Bot y actividades de diseño mediante programas, como TuxPaint que les inicia en el color, las formas y los trazos en un entorno digital, hasta talleres más complejos de videojuegos, robótica, programación o desarrollo de apps según avanzan de edad.
 

Gamestar(t)

Si vuestros peques son más de videojuegos, la mejor opción es Gamestar(t), un proyecto educativo y creativol con arte, tecnología y videojuegos. Su oferta va dirigida a niños y adolescentes desde los 7 años y en ella se incluyen actividades donde el auto aprendizaje y el trabajo colaborativo son fundamentales, y que se centran, principalmente, en videojuegos, robots y rodaje de películas.

Gamestar(t) es un proyecto coordinado por investigadores y profesionales de distintos ámbitos (tecnología, filosofía, pedagogía) que nace del seno de ARSGAMES, una asociación cultural formada por profesionales, artistas, investigadores y estudiantes que trabajan en torno a la investigación del Videojuego en todas sus facetas (educativas, culturales, económicas y artísticas).
 

Camptecnológico

Camptecnológico es un proyecto educativo que persigue el objetivo de despertar el interés de los más jóvenes por la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Una de las metas fundamentales es el trabajo en equipo, y para ello, los pequeños trabajarán en equipos de tres personas.

Aunque surgió en Bilbao, actualmente ofrecen sus talleres en otras ciudades del País Vasco, así como en Pamplona, Barcelona y Madrid entre otras. Ofrecen campus en verano, semana santa y navidad con talleres de robótica con Lego WeDoy de Lego NXT, de creación de videojuegos con Scratch, de desarrollo de aplicaciones y de diseño e impresión de piezas 3D.
 

Una oportunidad para iniciar a los inventores, artistas y diseñadores del mañana. Pero ante todo una posibilidad de acercarles a la creatividad, a la posibilidad de aprender con otros y de trabajar en equipo, y sobre todo una oportunidad para hacer amigos, que al fin y al cabo es el mejor inicio para empezar a jugar.