Balbuceando. Cinefórum para bebés de 0 a 3 años

Balbuceando. Cinefórum para bebés de 0 a 3 años

Es sorprendente relacionar dos conceptos como cinefórum y bebés, ya que en los cineforums la interacción y la comunicación es fundamental. Sin embargo, en Balbuceando consiguen una interacción total no solo de los peques, sino de los padres creando un lugar de reunión donde todos tienen su espacio.

El objetivo es huir del cine comercial, ofreciendo para ello un espacio donde los padres se relajen e interactúen y los bebés se relacionen con otros a la vez que reciben todo tipo de estímulos.

Aunque en un principio los cortos eran exclusivamente en blanco y negro, actualmente la oferta se ha extendido ofreciendo todo tipo de cortometrajes que tienen en común que son de licencia libre y sin mucha trama. Los que no tienen diálogos ni música van acompañados de la música en directo de un clarinetista.

Se trata de una selección que no sólo busca estimular a los peques sino sobretodo buscar el interés de los padres.

Cada jornada está divida en dos bloques, las proyecciones propiamente dichas, y otro, que contará con la actuación en directo de un artista invitado vinculado con la temática que se ofrezca ese día. Entre las propuestas ya presentadas ha habido actuaciones de danza, música africana y oriental y circo.

Balbuceando es una propuesta de La Parcería, una asociación cultural centrada en el diálogo intercultural, en la interrelación de la gente y en una propuesta de “arte como motor”, siendo uno de sus objetivos fundamentales “generar barrio”.

La Parcería está trabajando en más propuestas que tienen como público la familia y su siguiente oferta serán las microartes para bebés con talleres y encuentros.

Balbuceando se celebra un miércoles de cada mes, y las próximas fechas serán el 18 de febrero y el 18 de marzo en Intermediae de Matadero Madrid.

Una excusa para disfrutar del cine en donde madres y padres comparten un espacio creado para los bebés. Un espacio donde los peques gatean, balbucean, hacen palmas y tienen total libertad, sin olvidar el objetivo principal: ser un espacio para el relax de los padres.

Un modo de disfrutar del cine para todos aquéllos que han tenido que renunciar a él con el nacimiento de sus hijos.